martes, 19 de mayo de 2009

Mario Benedetti y Claudia Gurisatti

Mario Benedetti escribió bastantes buenos poemas. Bonitos, sencillos, cercanos. Eso no puede estar sino bien. Lo que jode un poco, incluso ahora que ha muerto y no está bien visto hablar mal de él, es el estátus de paradigma supuestamente contracultural que su literatura fue adquiriendo con el tiempo. No dudo de la autenticidad de sus intenciones revolucionarias, en la época en que toda la intelectualidad latinoamericana era de izquierdas, soñaba con un mundo mejor y luchaba por eso. Pero sus versos son ahora lectura de cabecera para comunistas epidérmicos, ideólogos de cafetín, románticos de pacotilla y adolescentes despistados. Más que de una intelectualidad rebelde y progresista, Benedetti muere siendo el portavoz de la bienpensante burguesía latinoamericana, que lava sus culpas de clase leyendo inspiradoras consignas sobre valores por los que no ha perdido ni una parcela de plácida indolencia.

Un momento revelador fue cuando, de seguro a instancias de sus asesores políticos y de imagen, Carlos Castaño, entonces jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia y uno de los más sanguinarios asesinos que se han visto en ese país, recitó “No te salves” en el programa de Claudia Guirisatti. Ella, una especie de símbolo sexual con cuyas insulsas fotos eróticas todos los yuppies del momento se la cascaban, escuchaba al comandante militar entre perpleja y emocionada... Castaño quería darle cierta legitimidad a su causa belicista. Y tan mal no lo hizo, teniendo en cuenta que el creador de las autodefensas hace siete años que es presidente de Colombia, y va para otro período que se las pela.

-Domingo

4 comentarios:

Juan Pablo Baene dijo...

Igual la Gurisatti esta muy BUENA.

juaneslewin dijo...

Vaya mezcla, Gurisatti y Benedetti. No sé si es un innuendo a la presencia de los italianos en América Latina, lleno de belleza y superficialidad.

Domingo dijo...

No sé por qué te gustan tanto las rubias desabridas, amigo Baene. Lo de los apellidos era más bien por la sonoridad del titular, y porque eso de poner apellidos extranjeros da mucho caché.

¿Te parece superficial? Pero si me rompí la cabeza tratando de sonar profundo...

H dijo...

Mi estimado Nico, "No te salves" es una de las mayores odas a la intolerancia que se han escrito... De ahí que para mi todavía sea un misterio la típica cara de benevolencia con la que los pachamamas suelen adornar el recitado de semejante poema.....